El Poder de dar Vida

Últimamente me veo intimidada por la furia y falta de tolerancia con que se discuten los temas emergentes en la sociedad. Los medios de comunicación y el sensacionalismo de la prensa nos llevan cada vez más lejos del diálogo, hacia la toma de armas y al quién-grita-más-fuerte. No soy buena para eso y por eso me doy a la escritura, para por lo menos escucharme a mi misma a través de un texto y ver cuánta verdad hay en lo que digo. Sin insultos ni prejuicios. Si alguien más lo lee, yo feliz.

El Aborto. Siento que salto al vacio con este tema. En primer lugar, quiero dejar claro algunas cosas de mi comentario: No quiero aplicar mis pensamientos a las situaciones extremas de embarazo por violación, y riesgos de muerte para la madre y/o el bebé (No me siento en la posición de opinar al respecto, Ya que no me puedo poner en los zapatos de esas mujeres y no lo intentaré).
pame2
No se cual es tu creencia acerca de este mundo, si tienes un dios o una ciencia suprema, si no te interesa o simplemente no lo sabes. Pero podemos decir que aún así dentro de los misterios de la vida entendemos que este mundo tiene un no sé qué que nos hace quedarnos en él. La vida, así llena de dolor y sufrimiento, es nuestra vida y seguimos andando, porque queremos seguir andando. Y el ser humano es una criatura indescifrable, sí, y por lo tanto maravillosa. Míranos, dueños de un cerebro aun imposible de reproducir por la ciencia (al menos por ahora y yo creo que para siempre). Mira la historia, y las glorias y los horrores. El ser humano es capaz de crear y destruir. Dar y quitar vida.

Citando al buen tío de Spiderman: “Con un gran poder viene una gran responsabilidad.” Y creo que esto va muy bien al tema. Quiero decir, ninguno de nosotros ignora el hecho de que tener sexo o hacer el amor (cosas distintas) abre paso a una concepción, un posible embarazo. Es una ley de la vida como muchas otras: Soltar un objeto en el aire donde hay gravedad lo llevará directo al piso; la cera se derrite con el fuego; Si me corto las uñas volverán a crecer… Un espermatozoide que fertiliza un óvulo son el inicio de un ser humano. Sabemos los hechos, y sabemos que somos seres que no sólo estamos vivos, si no que podemos dar vida. Quisiera poder explicar en palabras lo grandioso que es eso. De mi vientre puede nacer alguien que luego caminará por las calles, y leerá libros o escuchará música… alguien como tú y yo.

Quiero hacer énfasis en la responsabilidad. Tú no vas al examen sin haber estudiado nada, jalas y luego reclamas al profesor tus derechos como estudiante de recibir una buena nota porque una mala nota condena tu futuro laboral. Nadie abandona su trabajo una semana y cuando es despedido hace una demanda al jefe, porque sin trabajo será incapaz de mantenerse y tiene derecho a una vida digna.

Por favor, antes de escupirme y lanzarme una mirada crítica, trata de entender lo que quiero decir. Vivimos en un mundo de causa y efecto. Y nosotros somos los primeros actores que empujan el gran carrusel de la historia. Nuestras acciones y deciciones, queramos o no, son importantes y son algo que estan bajo nuestra responsabilidad. Un aborto a causa de un embarazo no deseado me recuerda a la historia bíblica de el rey David y Betsabé. En resumen: El rey David se enamoró de la mujer de su mejor comandante. Mientras el comandante estuvo en la guerra, ellos tuvieron sexo y ella quedó embarazada. Incapaz de asumir el enfrentamiento y la verdad, e impulsado por su deseo por Betsabé, David causó la muerte del comandante. Tenemos un romance, tenemos culpa y un resultado inesperado, y tenemos la muerte de alguien inocente. David, en ese sentido, abortó a su comandante.

Un último pensamiento y con esto termino mi punto. Díganme ilusa o lo que quieran, pero este mundo es hermoso, ya creas en un Creador o en el azar. Nacidos sobre la tierra y su naturaleza, que nos da vida y nos deleita en su belleza. Y nosotros: Tenemos deportistas que superan cada día los récords humanos. Tenemos pensadores que escriben versos hermosos y estudian el mundo de las formas más rigurosas. Tenemos los artistas que transforman la realidad en mensajes, la vida en una hermosa melodía o una densa reflexión. Tenemos los buenos líderes que materializaron sueños en realidades. Tenemos compasión, tenemos amor. El amor es una fuerza que dentro de nuestro conocimiento, ningún otro ser en la tierra posee y que nos mueve a todos. Y sí, también hay asesinos y ladrones, tambien causamos muerte, destruimos la naturaleza y a las otras especies; rompemos corazones y pisoteamos ideales. Los seres humanos han sido capaces de eliminar ciudades enteras, bosques, especies, culturas…

Sí… definitivamente tenemos más poder del que tal vez merecemos. Definitivamente somos capaces de mucho más de lo que somos conscientes. Pero, yo aún así estoy orgullosa de ser un miembro de la raza humana. Tengo el poder de crear y destruir. ¿Qué es lo que queremos hacer entonces?

¿Vas a crear para luego destruir? Dar vida y luego arrebatarla. Todos tenemos una consciencia y creo que esa consciencia va más allá de nuestra sociedad y cultura o religión. Yo no creo que nuestras leyes se basan SOLAMENTE en una moral construida bajo un consenso común, aunque sí estamos definitivamente en algunos casos influenciados por paradigmas que hemos ido desvelando. Yo creo que nuestro sentido común, nuestra creencia colectiva en un bienestar, nuestro amor es una muestra de que somos más que mamíferos inteligentes y que no estamos hechos para matar, quitar y destruir.

Me gustaría que se cambie la perspectiva del aborto libre. No quiero pedirle a nadie que haga algo contra su voluntad. Quiero pedirle a esas personas que exigen que se les individualismoapruebe la autoridad sobre otra vida de otro ser humano, que le den un giro a su deseo individual de velar por la propia salud, el propio sueldo y la propia vida. A que sea su voluntad el aceptar el reto de velar por su vida y la de alguien más. (Sé que cada uno tiene sus motivos, pero te invito a poner en una balanza tus motivos y tus valores). Un embarazo no deseado no es un tumor que apareció por herencia, por causas desconocidas, o sin tu conocimiento. Un embarazo no deseado es algo que estaba bajo la responsabilidad de AMBOS progenitores, y lo más humano y noble es abrazar el nuevo reto y no huir frente a los problemas, por más grandes y difíciles que sean. Abracemos la vida y la solidaridad y no la muerte y el individualismo.

Quiero crear y no destruir.

Con esto termino. Con amor a todos y sin prejuicios a nadie.

Pame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s